May 12
2021

¿Cuál es la responsabilidad del propietario en los actos de su inquilino?

Es normal que en una comunidad exista un vecino conflictivo. Estos perturban la tranquilidad y buen vivir del resto de los habitantes del lugar. Pero en ocasiones, resulta difícil saber a quién reclamar, puesto que muchos de estos individuos son arrendatarios. Es entonces cuando algunos se preguntan si los daños ocasionados, son responsabilidad del propietario o del inquilino.

En este post analizaremos este tipo de situaciones y la respuesta legal en cuanto a la responsabilidad por actividades perjudiciales en una comunidad.

¿Es el propietario responsable por los actos del inquilino?

Lo es, y se encuentra establecido en la Ley de Propiedad Horizontal en el artículo 7.2.

“Al propietario y al ocupante del piso o local no les está permitido desarrollar en él o en el resto del inmueble actividades prohibidas en los estatutos, que resulten dañosas para la finca o que contravengan las disposiciones generales sobre actividades molestas, insalubres, nocivas, peligrosas o ilícitas.”

Pero para aplicar esta Ley en contra del propietario, es importante que dicha persona se encuentre al tanto de las actividades de su inquilino. Siendo responsable de los daños cuando, aún en conocimiento, no ha intentado evitar estas conductas molestas para el resto de los vecinos.

¿Qué medidas tomar ante un inquilino con conductas dañinas?

  • Lo primero a realizar será una petición pacífica y extrajudicial al arrendatario para que sus actos molestos cesen.
  • Es pertinente informar la situación al propietario para que éste tome las medidas necesarias que lleven a la solución del problema.
  • En caso de que el propietario mantenga una actitud pasiva ante las quejas de la comunidad, es posible entablar una demanda judicial.

¿En qué consiste una demanda judicial por molestias en la comunidad?

Cuando el problema ha llevado a la necesidad de entablar una demanda, en esta se podrá realizar un llamado de atención al inquilino por el cese de sus acciones. Es posible que se le solicite una indemnización al propietario por daños y perjuicios. En caso de ser necesario, el juez  pondrá fin al contrato de arrendamiento y solicitará el desalojo del inmueble.

Una demanda por daños a la comunidad estará dirigida tanto al propietario como al inquilino. Por esta razón el primero deberá actuar correctamente y con prontitud ante las primeras quejas por su arrendatario. De no hacerlo, ambos serán condenados por causar molestias y por pasividad ante dicha situación.

El propietario podrá evadir su responsabilidad al probar que hizo todo lo posible por evitar daños a la comunidad. En caso de no poder comprobarlo, tanto el arrendatario como el arrendador compartirán la responsabilidad de los hechos en la distribución de carga probatoria que rige en el proceso civil. Donde la comunidad de tener las pruebas suficientes de que se siguió el protocolo indicado, podrá acudir a este último recurso.

Este tipo de situaciones deben ser bien asesoradas por un profesional para dar con la mejor solución. Si lo que necesitas es un abogado en Valencia, el despacho de Maruenda Abogados y sus expertos se encuentran en total disposición de ayudar a una comunidad afectada por un inquilino problemático y un propietario pasivo ante la situación.

This entry was posted in Negocios. Bookmark the permalink.

Deja una respuesta