May 22
2013

Luna de miel en la Polinesia Francesa

Destino romántico y destino sensual donde los haya, un lugar perfecto para gozar de una luna de miel para recordar. La Polinesa Francesa se ha convertido en uno de los destinos más codiciados por las parejas de enamorados que desean recorrer sus largas playas y bañarse en sus cristalinas aguas y verse rodeados por su abundante naturaleza exótica. Envueltos por unos paisajes de ensueño, en la Polinesia Francesa disfrutarás de unos de los destinos de lunas de miel increíbles a precios de mayoristas.

Formada por 118 paradisíacas islas que cubren una superficie aproximada de cuatro millones de kilómetros cuadrados, la Polinesia Francesa es un bello destino del Pacífico Sur que cuenta con cinco archipiélagos, siendo la mayoría de sus islas de origen volcánico y con preciosos arrecifes de coral. Es un destino muy mimado y buscado por los amantes del submarinismo.

2013-05-08 18 35 15

Con su clima tropical, cálido y húmedo, tal y como bien indica su nombre en la Polinesia Francesa el idioma oficial es el francés, aunque gran parte de los lugareños hablan el inglés debido al abundante turismo que recibe la zona. En este destino el romanticismo aflora en cada rincón, un destino de ensueño, un  paraíso repleto de relax y alegres lugareños, donde se dejará notar toda su magia. Una recomendación: realizar una romántica cena bajo las estrellas

Entre las islas más recomendables se encuentra Bora Bora, la perla de la Polinesia, una de las islas en las que se respira mayor exotismo y tranquilidad. En dicha isla se podrá gozar de preciosas playas de fina y blanca arena así como impresionantes arrecifes de coral. Tahití es otra de las islas más recomendables para visitar en pareja, y una de las más conocidas de la Polinesia Francesa. En esta isla de origen volcánico se elevan los picos hasta las nubes perdiéndose entre ellas. Manihi, Raiatea y Moorea también son islas a tener en consideración. ¿Cuál es tu elección?

This entry was posted in Ocio y Entretenimiento. Bookmark the permalink.

Deja un comentario